Saltar al contenido

Todo lo que necesitas saber sobre aerógrafos

Todo sobre aerógrafos

¿Nunca antes habías oído hablar sobre aerografía? No te preocupes, aquí podrás encontrar todo lo que necesitas saber sobre aerógrafos, así descubrirás una nueva forma de pintar tus maquetas.

El aerógrafo es una herramienta muy útil a la hora de pintar ya que permite hacerlo con rapidez, de una manera uniforme y acabados espectaculares. Además, puedes utilizarlo para pintar no sólo maquetas, sino una infinidad de superficies y objetos, como por ejemplo motos, coches u otro tipo de vehículos; uñas, maquillaje e, incluso, para la técnica del bodypainting.

Long Beach, California, pintura realizada por Don Eddy, en 1944, utilizando aerógrafos para dar color a dos coches de diseño antiguo
Long Beach, California, pintura realizada con aerógrafo por Don Eddy en 1944 (Fuente: totenart.com)

Del mismo modo, puedes crear multitud de efectos gracias a la aerografía, como degradar colores o dar profundidad y volumen a tu obra. Técnicas como el envejecimiento o el camuflaje de vehículos militares suelen realizarse con el aerógrafo, habitualmente.

Historia de la aerografía

El aerógrafo fue, en un primer momento, rechazado en el mundo de las Bellas Artes, por tratarse de un “instrumento mecánico”. Los fotógrafos fijaron sus ojos en él, para dar color y mayor nitidez a sus fotografías, en aquella época, en blanco y negro. Les permitía no dejar huella en las fotografías, además de difuminados suaves y un acabado uniforme.

Charles Burdick es la persona a la que se le atribuye la creación del primer aerógrafo, durante el año 1893. Este popular acuarelista utilizó la aerografía para añadir capas de color, sin afectar a las capas inferiores. Utilizando el aerógrafo, creó toda una colección de pinturas que fueron rechazadas por la Real Academia de las Artes.

Plano de la patente de aerógrafo y su autor, Charles L. Burdick
Patente de aerógrafo, por Charles L. Burdick (Fuente: aerografiarte.com)

Más tarde, en la década de los 60, el aerógrafo tomó gran protagonismo dentro de la corriente artística del Pop Art, inspirado, principalmente, en imágenes comerciales y publicitarias. Durante la década siguiente, el aerógrafo se convirtió en una herramienta esencial para la nueva corriente, el Hiperrealismo. No cabe duda, desde entonces, que la aerografía es una técnica versátil que debe ser incluida dentro de las Bellas Artes.

Hoy en día existen muchas empresas que se dedican, exclusivamente, a la fabricación tanto de aerógrafos como de distintos tipos de pintura para utilizarlos en diferentes campos, como la estética, cosmética, modelismo, etc…

Tipos de aerógrafos

Ya que el aerógrafo se utiliza en muchos campos distintos, es importante que conozcas qué tipos de aerógrafos hay en el mercado. Así encontrarás el que mejor se adapte a tus necesidades. Existen varias clasificaciones, que puedes ver a continuación:

En función del control que puedes ejercer en el flujo del aire, tenemos:

  • Aerógrafos de acción simple: no permiten controlar el flujo del aire. Son utilizados para aplicar grandes capas de color uniformes o imprimaciones.
  • Aerógrafos de acción doble: permiten controlar el flujo del aire a la hora de pulverizar la pintura. Se utilizan para aplicar detalles, varias capas de color, imprimaciones, etc… Este tipo de aerógrafo es el más utilizado dentro del mundo del modelismo.
aerografo de doble accion, gocheer, deposito de pintura por gravedad
Aerógrafo de doble acción, por gravedad Gocheer (Fuente: aerografo.tech)

En función de la colocación del depósito de pintura del aerógrafo:

  • Por succión: el tanque de pintura se sitúa en la parte inferior del aerógrafo o en los laterales, de modo que la pintura es absorbida mientras pintas. Esto permite pintar en ángulos muy difíciles (por ejemplo, apuntando hacia arriba). Además, los depósitos de este tipo de aerógrafos tienen una capacidad mayor y puedes utilizar varios intercambiables, con distintos colores.
  • Por gravedad: el depósito de pintura se sitúa en la parte superior, lo que permite un mayor aprovechamiento de la pintura. Estos aerógrafos son los más utilizados para pintar maquetas porque son más fáciles de limpiar y pueden usarse con compresores más baratos.

En función de la atomización del aerógrafo:

  • Mezcla externa: la pintura se mezcla con el aire al salir del aerógrafo.
  • Mezcla interna: la pintura se mezcla con el aire en el interior del aerógrafo. Es el más recomendable para modelismo, ya que permite acabados más suaves.

Partes del aerógrafo

El aerógrafo es un instrumento que necesita que lo conozcas en profundidad, especialmente a la hora de limpiarlo. Es una herramienta bastante delicada y que requiere un mantenimiento óptimo para obtener los mejores resultados.

Aquí puedes ver con claridad cuáles son las partes del aerógrafo.

Todo lo que necesitas saber sobre aerógrafos, partes de un aerógrafo
Partes de un aerógrafo, por Alexander Salazar López (Fuente: aerografo.tech)

Podrás encontrar las partes de tu aerógrafo en las instrucciones que lo acompañen, de manera más detallada. Además, aquí te explicamos cómo limpiar tu aerógrafo paso a paso.

Componentes del aerógrafo

Para iniciarte con tu primer aerógrafo solo necesitarás dos accesorios más: el compresor y la pintura. Sin embargo, existen varios accesorios más, utilizados por los más expertos. La experiencia te ayudará a utilizar estos componentes y a saber cuáles necesitas, con el paso del tiempo. A continuación, puedes conocer un poco mejor los componentes básicos del aerógrafo:

Obturador

Dentro de este se encuentran la boquilla y la aguja del aerógrafo. Puedes adquirir agujas con grosores distintos, todo dependerá del nivel de detalle y precisión que busques, además de la pintura. En maquetas, se suelen utilizar grosores entre 0’2 y 0’4 milímetros, para detalles más pequeños y zonas más amplias respectivamente.

Compresor

Del mismo modo, existe una gran variedad de tipos de compresores. Sin duda alguna, es más aconsejable un compresor con calderín o tanque, para modelismo.

Compresores

El compresor almacena el aire en el calderín y, luego, se apaga. De este modo, no tendrás que soportar el constante ruido de tu aerógrafo tomando aire comprimido, y tus vecinos tampoco.

Por otro lado, el calderín actúa como trampa de la humedad. En su interior, la humedad se condensa y no llega al aerógrafo. Esto evita salpicaduras e imperfecciones en el acabado de la pintura.

Los compresores con tanque permiten que el aire salga de manera constante y suave, evitando vibraciones, para un acabado uniforme; se desgastan menos ya que sólo se encienden cuando el nivel de presión del depósito es bajo, es decir, necesita llenarse de aire; y, el aire que llega al aerógrafo es más seco.

Compresor de diafragma para aerógrafo
Compresor de diafragma para aerógrafo (Fuente: ferreteriasmexico.com)

Pero debes recordar vaciar el depósito de aire del compresor para evitar excesos de presión, que pudieran ser peligrosos. Al igual que deberás vaciar la humedad acumulada en el tanque. Esto puedes hacerlo de forma rápida y sencilla mediante dos válvulas incluidas en el compresor.

Junto al compresor, puedes utilizar un manómetro. Es utilizado para medir la presión del aire. Si estás pintando con un nivel de presión de 40 PSI (Pound Per Square Inch), el nivel de presión del calderín deberá ser superior. En modelismo, se utiliza la unidad de medida BAR para medir la presión, y normalmente se pulveriza la pintura utilizando una fuerza de 2 o 3 BARES (1 BAR = 14’5 PSI). Aunque esto dependerá de la pintura que utilices: si la pintura está muy diluida necesitarás un nivel de presión menor que si la pintura no está diluida.

 

Ahora que ya sabes un poco más sobre el aerógrafo que sigas creciendo en este alucinante mundo. ¡Nos vemos pronto!

Summary
Review Date
Reviewed Item
Aerógrafo
Author Rating
51star1star1star1star1star