Saltar al contenido

Cómo construir maquetas de trenes en movimiento

Maqueta de tren antiguo en movimiento

El modelismo ferroviario es algo complicado, ya que no se reduce sólo a la recreación del tren. Normalmente, se acompaña de las vías por los que circula, el paisaje, la estación, etc… Y no olvidemos el cableado que necesitan para su funcionamiento. Pero no te desanimes, a continuación podrás ver una manera fácil y sencilla de construir maquetas de trenes en movimiento.

Los trenes recorren miles de kilómetros y largas distancias. Reproducir una ruta completa es casi imposible. Tendrás que elegir el tramo que más te guste, teniendo en cuenta elementos como la geografía y la topografía del terreno.

Si eres principiantes, no te lances a lo más difícil. Puedes construir maquetas más sencillas y fáciles que quedarán igual de fascinantes y bonitas.

Maquetas de trenes

Es recomendable que empieces con kits de montaje y vías con forma elíptica. Con la práctica irás adquiriendo experiencia y podrás aumentar la dificultad a la hora de construir maquetas de trenes en movimiento.

Vía de maqueta de tren para principiantes
Vía de maqueta de tren para principiantes

Elige la escala

Antes de empezar con el montaje, debes tener claro cuánto espacio tienes para la maqueta. Las maquetas de trenes suelen ocupar un espacio importante y, una vez montadas, no es nada fácil cambiarla de lugar.

Del mismo modo, deberás tener en cuenta la escala. Sino dispones de mucho espacio, puedes elegir escalas como la H0 o la escala N.

Por otro lado, si compras las vías y la maqueta por separado, tienes que tener mucho cuidado a la hora de elegir las escalas y tener en cuenta las medidas. Puede que tu tren descarrile si las medidas no son adecuadas.

Vía para maquetas de tren
Vía para maquetas de tren

Las escalas H0 y N son las más frecuentes, así no tendrás problemas a la hora de adquirir tus maquetas de trenes con estas escalas. La escala H0 se corresponde con la 1:87, lo que equivale a un ancho de vía de 16’5 mm. La escala N equivale a un ancho de vía de 9 mm; es una escala de 1:160, algo más pequeña que la anterior.

Son las escalas más utilizadas porque no requieren de mucho espacio y, a pesar de ser pequeñas, permiten reproducir detalles con un alto nivel de precisión.

Diseña los planos de las vías

A continuación, tendrás que diseñar los planos de las vías.

Esto puedes hacerlo utilizando el ordenador, gracias a una multitud de software que existen hoy en día. Por ejemplo, WinRail o SCARM. Estos programas te permiten el diseño de planos personalizados de las vías ferroviarias que queremos, evitando errores.

Estación de maqueta de tren en movimiento
Estación de maqueta de tren en movimiento

Además, algunos softwares, como SCARM, son totalmente gratuitos y puedes descargarlos fácilmente.

El trazado de las vías debe ser suave para evitar que el tren descarrile.

En el diseño del plano tendrás que tener en cuenta otros elementos, como ríos, montañas, bosques, señales ferroviarias, estaciones, etc… y su localización.

Empieza la construcción de la maqueta

El siguiente paso consiste en la construcción del bastidor. Esto puedes hacerlo a partir de una mesa de madera o desde cero, utilizando tablas de madera de 8 mm de grosor aproximadamente.

El método más fácil y rápido para construir un bastidor es colocar tablones horizontalmente, con hendiduras cada 50 cm. Luego, encaja tablones verticalmente en esas hendiduras. Utiliza cola para fijar mejor los tablones.

Así conseguirás una estructura abierta de listones entramados, donde situaremos el cableado. La estructura será ligera pero resistente.

¿Cómo crear la base para maquetas de trenes en movimiento? por Alfonso Jaraiz de modelismodifusión.com (Fuente: YouTube)

A continuación, coloca las patas de la “mesa”. El número de patas dependerá del tamaño del tablero o de tu maqueta. Utiliza cola y tornillos para fijar las patas.

Opcionalmente, puedes colocar ruedas al final de las patas para desplazar toda la estructura de un sitio a otro, con facilidad.

La construcción de maquetas de trenes en movimiento requiere de tiempo y esfuerzo. Colocarlas sobre una estructura con ruedas te librará de la tarea de desmontarlas y montarlas de nuevo si necesitas desplazarlas.

Ahora, coloca la pista donde irán las vías, posteriormente, y el aislante del ruido, que será de corcho.

Traslada el plano a la base de madera

Continua trasladando el plano de las vías a la estructura de madera. Esto se hará de manera provisional, modificando lo que sea necesario hasta conseguir un trazado suave.

En esta etapa, debes colocar las vías ferroviarias. La sujeción no será fija todavía, ya que necesitarás ir desmontando piezas para colocar el aislante y el cableado, sucesivamente.

También tienes que colocar las catenarias. Deberán situarse en aquellos puntos en los que no sea un obstáculo para la locomotora, evitando colocarla cerca de curvas, por ejemplo.

Maqueta de tren en movimiento
Maqueta de tren en movimiento

Se recomienda colocar las catenarias en puntos como desvíos o travesías.

Sobre la estructura de madera deberás marcar, además, aquellos elementos que vayas a poner cerca de las vías, como señales ferroviarias o edificios.

Este proceso requiere exactitud, para evitar errores a la hora de taladrar para colocar el cableado.

El cableado se suele colocar por colores. No importa la maqueta de tren que compres ya que la guía de colores está estandarizada, es decir, es para todos por igual. Todos los fabricantes siguen la normativa NEM (Normas Europeas de Modelismo) y puedes consultarla gratuitamente.

La electrificación de la vía

Ya tenemos la estructura de madera y la locomotora preparadas pero ¿cómo hacemos que nuestra maqueta de tren se mueva?

Gracias a la electrificación de la vía.

Vías y accesorios para maquetas de trenes

Por lo tanto, el siguiente paso es la instalación eléctrica de la vía. Tendrás que desmontar algunas partes de la vía a la hora de taladrar y serrar para evitar que se manche o que la cortes. Por ello, los dibujos que marcaste antes ahora te servirán de muchísima ayuda.

Maqueta de locomotora en movimiento
Maqueta de locomotora en movimiento

Se distinguen dos tipos de corrientes: la corriente digital y la corriente analógicaLa corriente digital se mantiene constante mientras que la analógica varía, de valores positivos a valores negativos.

En ambos casos, se necesitará un transformador, aunque en el caso de que tengamos dos locomotoras y una instalación digital, se denominará central digital.

La corriente digital nos permite enviar un “mensaje” que será interpretado por la central y en función de eso, podemos hacer que las dos locomotoras se muevan a la misma velocidad o a velocidades distintas.

Esto no lo podemos hacer si la corriente es analógica, y si tenemos más de una locomotora necesitaremos un transformador para cada una.

También, necesitarás un retromódulo para evitar que choquen dos trenes.

Maqueta de locomotora suiza
Maqueta de locomotora suiza

Hay que alimentar la vía cada metro y medio utilizando corriente digital. Utilizaremos la corriente analógica para iluminar otro tipo de instalaciones de la maqueta, como señales o edificios. 

Divide la vía en cantones, y la medida de cada cantón será la misma medida que tenga de largo tu maqueta de tren.

Tendrás que aislar los lados de las vías que sirvan como detectores de vía en cada cantón.

Por ejemplo, en una curva deberás aislar la zona interior de la vía ya que la zona exterior es la de menor fricción. Así, facilitarás el paso de la locomotora y los vagones.

Procura colocar los cables ordenadamente. Puedes utilizar canaletas u otros accesorios para ello. De este modo, te será más fácil el mantenimiento de tu maqueta de tren.

Tu maqueta de tren en movimiento

Cuando termines de colocar correctamente todo el cableado y los correspondientes transformadores, podrás fijar completamente las vías.

Antes de colocar tu maqueta definitivamente, realiza pruebas para verificar que no descarrilará.

Y ahora puedes ¡dejar volar tu imaginación!

Jardín decorado con maqueta de tren
Jardín decorado con maqueta de tren

Puedes colocar todos los detalles que quieras a tu maqueta: bosques, jardines, edificios, señales, etc…

Si quieres recrear un tramo de la ruta de tu tren favorito, utiliza fotos y vídeos para reproducirlo con precisión. Tendrás que tener en cuenta la orografía del terreno y el aspecto del paisaje.

Aunque, también puedes ser totalmente creativo y decorar tu maqueta de tren en movimiento con el paisaje que más te guste.